Vendaje neuromuscular

El vendaje neuromuscular del pie, también conocido como kinesiotape, es una herramienta terapéutica más con la que contamos los podólogos para el tratamiento de algunas patologías. Siendo la fascitis plantar y ciertos tipos de contracturas, aquellas lesiones por las que más solicitan el vendaje muscular los pacientes de podología.

El vendaje neuromuscular en el pie estabiliza sus articulaciones y da sustento a la musculatura, pero tiene la ventaja de no afectar a la capacidad de movimiento. Dicho de otro modo: impide sólo el movimiento que afecte de manera negativa al proceso de recuperación endógeno.

Otra propiedad atribuida al kinesiotape en el pie es la de fomentar el drenaje del área lesionada, consiguiendo de esta manera cierto efecto analgésico y descompresivo.

Vendaje neuromuscular: fascitis plantar

En el tratamiento de la fascitis plantar mediante vendaje neuromuscular, se combinan dos técnicas que, unidas, buscan relajar la fascia mientras descargan la zona para dar alivio a los síntomas de esta patología.

Existen varias técnicas que se utilizan en el abordaje terapéutico de la fascitis plantar utilizando kinesiotape. En general se trata de un vendaje para el arco longitudinal con o sin soporte de la cara anterior del pie, y de ciertas variantes denominadas en inglés low dye taping.