Hongos en los pies

Pie de atleta

Los hongos en la piel de los pies, producen una infección conocida comúnmente como pie de atleta o “tinea pedis” (tiña del pie).

Los pies de atleta acompañan a la humanidad desde hace siglos y los principales responsables de esta afección son los hongos dermatofitos, que es un término bastante genérico para referirse a un numeroso grupo de hongos que se alimentan de queratina, una proteína estructural presente en nuestras uñas, pelos y piel.

Es curioso que, uno de los principales dermatofitos que causan el pie de atleta sea el Trichophyton rubrum, un hongo propio de partes del sudeste asiático, África y Australia. Pero que fuera en Europa, a principios del siglo XX, donde se sufriera y describiera por primera vez, especialmente durante las guerras y colonizaciones, por el movimiento de tropas y refugiados.
¿La diferencia? Los oriundos de aquellas regiones no llevaban calzado cerrado, los europeos sí.

 

Pie de atleta sintomas

Los dermatofitos, al tener digestión externa, segregan enzimas para degradar la queratina de la piel y así poder absorberla y metabolizarla.
Son estas enzimas y los subproductos de la digestión, los que provocan reacciones inmunes en las células de la piel (los queratinocitos), que liberan citoquinas proinflamatorias y factores quimiotácticos, y causan las reacciones propias del pie de atleta:

Hongos en los pies síntomas:

  • Comezón, picazón.
  • Ardor, escozor.
  • Descamación (la piel muerta forma escamas que se desprenden y adquiere un tono blanquecino).
  • Grietas entre los dedos.
  • Mal olor.

Estos síntomas no siempre están presentes, ya que dependerán del lugar de la infección, el estado inmune del paciente y el tipo de dermatofito; entre otros factores.
Por ejemplo, es común que, especialmente entre los deportistas, la infección pase desapercibida por no notar síntomas. Y que, al observarla, se piense que se trata de piel seca.

Por otro lado, en personas que vivan con los pies húmedos constantemente, la maceración de la piel (cuando la piel se vuelve blanda y húmeda) agravará los síntomas y facilitará además la infección por bacterias (Auger et al., 1993).

Como a veces la infección puede pasarse a otras partes del cuerpo, recomendamos a los pacientes afectados ponerse los calcetines antes que cualquier otra prenda de la ropa interior, de manera que se evite la propagación.

 

 

hongos en los pies fotos
Hongos en la planta del pie

 

Pie de atleta tratamiento

El pie de atleta puede tratarse vía tópica y/u oral con antifúngicos. Los tratamientos directamente sobre la piel (vía tópica) suelen durar entre 3 y 4 semanas, pero, como hemos comentado, el principio activo y el abordaje terapéutico van a depender siempre de su podólogo, que será quien observe los síntomas y el tipo de infección.

Es importante, al tratar a un paciente con pie de atleta, tratar también el calzado. Pues es éste el que suele volver a infectar al paciente y hacer el tratamiento inservible.
Para ello, contamos en la clínica con un ozonizador de calzado. Un aparato que sirve para desinfectar y secar el calzado de los pacientes.

El ozono (O3), es un poderoso oxidante, y supone un método de limpieza sólido y asequible que, además, respeta el medio ambiente.
Es utilizado también en otros ámbitos siendo, por poner un ejemplo, uno de los procedimientos más eficaces para evitar la temida Legionella en los conductos de ventilación o para eliminar malos olores en los tejidos presentes en los medios de transporte público.

Maquina de ozono hongos pies

 

Pie de atleta causas

Los hongos en el pie se transmiten por contacto (directo o indirecto) con alguien infectado. Por ejemplo, usando la misma ducha, el mismo calzado, etc.
Los hongos necesitan de un ambiente húmedo y cálido para proliferar. Es por eso que, para prevenir la presencia del hongo en los pies, existen medidas simples y efectivas que atacan directamente a las causas de la dermatomicosis:

  • Utilizar chanclas en las duchas, vestuarios y piscinas públicas.
  • Mantener los pies secos el mayor tiempo posible.
  • Al ducharse, por ejemplo después de hacer deporte, es muy importante secarse bien entre los dedos de los pies.
    Si se está en una zona muy húmeda se puede recurrir incluso al uso del secador de pelo.
  • Otra fuente de infección son los zapatos viejos, donde los hongos pueden sobrevivir mucho tiempo.

 

Hongos en las uñas de los pies

La onicomicosis, que es el término médico para la infección por hongos en las uñas de los pies, con frecuencia coexiste con el pie de atleta.

Se estima que al menos uno de cada tres pacientes con pie de atleta presentan a su vez hongos en las uñas (Szepietowski JC et al., 2006).
En esta línea, es importante evitar tratarse a uno mismo y que sea su podólogo quien diagnostique la infección, puesto que existen datos que ponen de manifiesto que la eficacia del tratamiento de los hongos en las uñas de los pies es superior cuando éste se combina con el tratamiento del pie de atleta (caso de existir, por supuesto), ya que se evitan reinfecciones y se obtienen aún mejores resultados.
También, y no menos importante, porque a veces el paciente piensa que tiene hongos en la uña del pie, cuando en realidad se trata de otra dolencia.

Hongos uña dedo gordo pie

Aproximadamente la mitad de los pacientes en consulta con distrofia ungueal (alteración en la textura de la uña), no tienen hongos en las uñas delos pies. Esto se observa en ocasiones en el caso de la uña del dedo gordo del pie.

Entonces, ¿qué tienen? Pues lesiones (por la presión del calzado, la práctica deportiva), trastornos vasculares (edemas), psoriasis, malformaciones de nacimiento, liquen plano, infecciones (no por hongos, sino bacterias como las pseudomonas por ejemplo), etc.

 

Onicomicosis tratamiento

Al igual que con la dermatomicosis, el tratamiento puede requerir de un cultivo para saber qué tipo de hongo hay. Porque, aunque a veces dan falsos negativos (el hongo no crece en la placa), pueden ser una buena orientación en caso de duda.

El tratamiento puede variar dependiendo del grado de infección de las uñas, el número de uñas afectadas o la especie de hongo. Pero en líneas generales, las lacas antimicóticas tópicas tienen una mayor efectividad en las primeras etapas de la infección, mientras que la terapia oral o la combinación de ambos tratamientos son más eficaces en estados más avanzados.

No obstante, como decimos, dependerá de las circunstancias de cada paciente. Uno de esos remedios caseros para hongos en los pies que parece funcionar bien para la uñas, es el aceite de árbol del té.